Tras varios altibajos en su recién iniciada relación, Adara Molinero y Gianmarco Onestini se sentaron juntos por primera vez en el Polideluxe para poner a prueba su relación y sincerarse sobre sus sentimientos.

Por medio de la Prueba del Polígrafo se pudo constatar cómo se encuentra la pareja, y descubrir alguna que otra mentira, principalmente del italiano, que llegó a dejar casi sin palabras a la ganadora de Gran Hermano Vip 7.

En primero lugar, el polígrafo dejaba constancia del miedo de Gianmarco a que Adara siguiera sintiendo algo por Hugo y ser su segundo plato, llegando a reconocer que había mentido en esa pregunta y que sí sentía preocupación ante la posibilidad de que la concursante de Gran Hermano quisiera estar con el padre de su hijo.

Pero sin duda, una de las sorpresas de la noche fue cuando, gracias a la Prueba del Polígrafo se pudo comprobar que Gianmarco mentía sobre sus verdaderos sentimientos hacia Elena, ya que se habría sentido atraído por la madre de Adara, algo que adelantó hace unas semanas Antonio David y que siempre había sido negado por el italiano.

La reacción de la ganadora de GH Vip 7 no se hizo esperar y terminó asegurando que tenía que “asimilarlo”.

Finalmente, los resultados del polígrafo revelaron que Adara no ha conseguido cumplir las expectativas que Gianmarco tenía en su cabeza antes de conocerla, asunto a lo que Adara intentó quitarle hierro con un amago de abandono del plató, y que Gianmarco casi estropea con sus explicaciones.

Gracias por compartir:
Abrir chat
1
Hola, cuéntame en qué puedo ayudarte. Te responderé personalmente lo antes posible.
Powered by