Magdalena Clavero, hermana de padre de Dña Ana, se sentó por primera vez en un Polideluxe el pasado sábado para explicar porque le tiene cariño a su hermana Ana, madre de Isabel Pantoja y abuela de Kiko Rivera y Anabel Pantoja…

Según su testimonio, de los 10 hijos que tuvo su padre con 2 mujeres distintas, ellas son las 2 únicas féminas y el padre siempre quiso que las hermanas se quisieran y apoyaran.

Ante las acusaciones de oportunista, Magdalena se prestó hace una prueba de polígrafo, como método científico para conocer la verdad ante hechos ocurridos en el tiempo sin testigos, para demostrar que se le acusa injustamente y quizá por desconocimiento.

Demostró a través del Poligrafo, que no estaba allí por beneficio económico y que era verdad que tuvo una buena relación con su hermana hasta que Ana, debido a la edad, paso a depender de sus hijos.

Contó que debido a las circunstancias y la época, al no poder casarse su padre con su segunda esposa, pasaron muchas dificultades, y se les consideró como “los otros”, aunque ella siempre mantuvo la capacidad de estar cerca de los suyos.
Así cuando el padre de Isabel Pantoja enfermó, tanto ella como su hermano Agustín que regentaba una frutería, estuvieron cerca de su hermana Ana dándole apoyo personal en su cuidado porque en aquella época Isabel tenía un Contrato de trabajo en Mallorca y Bernardo estaba con ella.

Ana agradecía que Magdalena fuera a su casa después de su jornada de trabajos y aprovechaba para salir de la sujeción que le suponía la enfermedad de su esposo.   

Cuenta que años después, con Isabel ya reconocida como cantante, vivió desprecios cuando visitaba a su hermana, tanto por la tonadillera como por su sobrino Agustín, que ni la saludaba y en alguna ocasión, no le abrieron la puerta.
Magdalena demostró que no quería polémicas y solo revindicaba el deseo de ver a su hermana e incluso intentó engañar a la máquina respondiendo que la madre de Isabel Pantoja había sido buena hermana con ella. Cuando se demostró que mentía, tuvo que reconocerlo, y dijo que prefería mentir porque ella la había querido mucho y la seguía queriendo.

Así mismo manifestó que tiene una buena relación con Bernardo, el otro hermano de Isabel Pantoja y padre de Anabel, con el que se ve asiduamente y la considera su tía. 

No dudó a la hora de decir que en las duras horas cuando a su sobrino Bernardo le amputaron una pierna, Isabel no se acercó por el Hospital, aunque quiere dejar constancia de que Bernardo nunca habla mal de nadie ni se queja de la soledad familiar en la que vive.

Magdalena recriminó a Anabel Pantoja, que presumiera de tener éxito económico a través de sus redes y que su padre al  le falta una pierna y tiene fuertes dolores en la que tiene, debe subir arrastrándose por la barandilla hasta un segundo piso que habita debido a no tener acceso al ascensor por no poder pagar la derrama de la instalación.

En la pregunta sobre si creía que Anabel se avergonzaba de su padre, y responder afirmativamente, explicó que si él tuviera mejor posición económica, le visitaría con mas frecuencia.

En la actualidad, Magdalena cuenta con una familia unida, con su esposo Enrique y sus 4 hijos, que se reinventan ante la adversidad, para salir adelante con su trabajo en Mercadillos.

Gracias por compartir:
Abrir chat
1
Hola, cuéntame en qué puedo ayudarte. Te responderé personalmente lo antes posible.