Después de haber analizado en los últimos días el comportamiento de Alejandra Rubio, hija de Terelu Campos, sobrina de Carmen Borrego y nieta de Teresa Campos; el pasado sábado, Kiko Matamoros, Antonio David Flores, Alonso Caparrós y el fotógrafo Antonio Montero, se sometieron a un PoliDeluxe para aclarar dudas sobre algunos comportamientos de la hija mayor de Teresa Campos, de los que varios de ellos habían sido testigos.

A lo largo de la semana, los tertulianos ya habían valorado si Terelu era una persona «soberbia, egocéntrica, elitista, mala profesional y pelota», pero quedaba la duda de si lo que habían dicho públicamente ante las cámaras era verdaderamente lo que pensaban de ella. Para comprobarlo, la Dirección del Programa decidió que pasaran por el polígrafo de Conchita.

Antonio David Flores. El exmarido de Rocío Carrasco es considerado persona non grata en la familia Campos por la amistad que les une con la hija de la Jurado. El ex guardia civil aseguró que había presenciado momentos en los que Terelu había despilfarrado dinero en Marbella, sin embargo, el polígrafo determinó que mentía. En realidad, en esa ciudad, solo se habían visto en una ocasión y no se podía confirmar si aquello que Antonio David consideraba como despilfarro había sido realmente un acto de cortesía para los invitados de Terelu, entre los que se encontraba Cristina Blanco.

En cambio, Antonio David dijo la verdad cuando, según su opinión, las Campos se habían acercado a la hija de Rocío Jurado por interés, dado que por aquellas fechas madre e hija estaban en la cima mediática, y María Teresa quería contar con Rocío Carrasco en su programa.

Una de las sorpresas de la noche contra Terelu Campos y Carmen Borrego fue Antonio Montero, que desvelaba con la ayuda del polígrafo, que las hermanas no se soportan. Antonio contó una anécdota que evidenciaba la mala relación entre ambas, además de lo conocido en diversos episodios que todos habían vivido. El paparazi afirmó que Carmen criticó con dureza a Terelu en una prueba de un programa en la que decidió que fuera “criada”. En aquel momento de decepción, Carmen Borrego se desahogó con Montero y dijo que su hermana hacía eso porque «la odiaba».

Tras la revelación que Montero acababa de hacer sobre la relación entre las hermanas, María Patiño desveló que, después de finalizar “Sálvame Okupa”, Terelu tenía una cena con su hermana, por lo que un familiar muy cercano a Carmen debía pasar a por ella. Sin embargo, al parecer, debido al comportamiento que había tenido Terelu con ella, “condenándola” a ser sirvienta durante el programa, le dieron plantón y no la recogieron para llevarla a la cena.

Kiko Matamoros, por su parte, aseguró que Terelu disfruta siendo el centro de todas las miradas, a pesar de las críticas, puesto que le permite estar de actualidad y hacer muchas entrevistas en revistas. La máquina de la verdad determinó que mentía cuando se le preguntó si creía que había compañeros que “empujaron disimuladamente” a Terelu para que dejara “Sálvame” y ahora la defienden, porque él cree firmemente que no fue “disimuladamente”, sino “directamente”.

El colaborador también tuvo palabras de apoyo y compartió una reflexión sobre la hija mayor de María Teresa Campos, a la que hoy considera un “juguete roto”. Según él, a pesar de la dureza con la que la vida la había golpeado en su juventud con un episodio dramático, posteriormente, la había premiado con muchas cosas. Recordó que había sido presentadora de éxito con un futuro prometedor, y que había vivido en un alto confort económico y social, con éxitos sentimentales; tras lo cual, tuvo que pasar de trabajar “mandando” a ser “mandada”. Un cambio que, según Matamoros, ni en sus peores pesadillas le habría pasado por la cabeza. Además, manifestó que sus problemas de salud la habían cambiado física y psicológicamente, por lo que pasaba por una dura sacudida personal, al no sentirse con atracción para el sexo opuesto.

El detector de mentiras demostró que Alonso Caparrós dijo la verdad al indicar que Terelu “perdió puntos para él, cuando comenzó a vender exclusivas”. Tampoco mintió al afirmar que Terelu Campos le caía mal. Caparrós confesó que aún le dolía que Terelu no hubiera apoyado su participación en el programa que ella presentaba y que, desde entonces, no habían vuelto a verse, ya que sus vidas siguieron caminos dispares.

Gracias por compartir:
Abrir chat
1
Hola, cuéntame en qué puedo ayudarte. Te responderé personalmente lo antes posible.