Psicofisiologista Forense
Poligrafía Profesional

Cómo aclarar las dudas en una relación

 Cómo aclarar las dudas en una relación

Hay momentos en una relación que puede surgirte la gran duda: ¿Realmente quiero estar con esa persona? ¿Será lo mejor continuar con la relación? ¿Estoy preparado para el compromiso? Si te has hecho esta pregunta en algún momento, tranquilidad. Nada de alarmas, es totalmente normal e incluso sano.

En ocasiones, dependiendo del tipo de dudas podrían ser un indicador de que la relación no está pasando por un buen momento, pero si se habla de ello de forma clara es posible que las dudas se despejen, queden solucionadas e incluso se fortalezca la relación.

También pueden ser señal de que la relación no está funcionando bien y es normal que las personas comiencen a dudar.

Las dudas pueden aparecer aun cuando la relación está bien y aunque no tienen que ser alarma de crisis, sí que podrían tomarse como un signo de alerta de que la relación está sufriendo cambios.

Claves para dar solución a las dudas en una relación de pareja

Es importante analizar qué es lo que puede haber detrás de estas dudas que surgen y que pueden estar enmascarando algo que la mente ya ve, aunque el corazón se resista.

Una de las cuestiones que provocan más rupturas son los noviazgos muy largos  ya que la relación es cada vez más difícil de sobrellevar. En estos casos se aconseja hablar claro con la pareja y decirle lo que quieres, ya sea casarte, vivir juntos o terminar, y preguntarle si opina lo mismo.

Es muy importante para el futuro de una vida en común dejar de ver en el otro lo que queremos ver, y observar si su forma de vida nos hace felices, es decir, ver la realidad en lugar de las fantasías.

A veces no se dan importancia a temas importantes para cada uno, como la religión, las opiniones políticas, los valores, las expectativas del futuro, los proyectos o cualquier otro aspecto de la vida.

Es bueno tener dudas y hablar con claridad.

Lo más aconsejable es ser sincero con la pareja y aclarar todo.

Cuanto más claro se es, mejor se siente la pareja y la relación también. Es bueno tener diferencias pero también hablarlas porque la pareja debe crecer y madurar, siempre que sepamos aprovechar la situación.